Gana

¡Únete !

Torneo de bienvenida
Juega ahora

¡Juega y gana!

Torneo caliente

Wheel Of Fortune Tragamonedas

Wheel Of Fortune Información del Juego

Hay dos juegos en línea de la exitosa gama de tragamonedas Wheel Of Fortune de IGT disponibles, ambos basados en el gameshow del mismo nombre. Y yo esperaría ver más disponible cuando los EE.UU. finalmente consigue su tan esperada legislación de juegos de azar en línea en su lugar.
Esta versión específica de la ranura wheel of fortune no es en realidad la versión IGT, pero bastante similar como cabría esperar. Esta versión es apodada “Triple Action Frenzy” (la otra es la “Hollywood Edition”) y disponible para jugar en línea en los casinos mencionados anteriormente (sin embargo, no hay jugadores estadounidenses por el momento). Se llama “Triple Acción” debido a la forma en que funciona la función. También hay un símbolo “Wild” que puede muliply gana por hasta 5x, y la característica en sí es una ronda de bono pick ’em desencadenada por 3 símbolos adyacentes “Triple Action Bonus” que conduce a la gira de la rueda de la fortuna.

Tanto la rueda de la fortuna ranuras en línea tienen decentes setings RTP (porcentaje de pago a largo plazo esperado). Este pesa en 97% irrespensible de si usted está jugando por diversión o por dinero real que incluso para los estándares de tragamonedas en línea es bastante alto. Otra tragamonedas en línea wheel of fortune, la “Hollywood Edition”, tiene un ajuste ligeramente inferior del 96% y ambas tragamonedas Wheel Of Fortune están disponibles en los mismos casinos en línea (arriba).

Si, como yo, las tragamonedas Wheel Of Fortune no lo cortan para ti, pero quieres algunos juegos más buenos, prueba algunas de las otras excelentes tragamonedas IGT en el sitio, incluida la mega-popular tragamonedas Cleopatra, el juego “Tumbling Reels” Davinci Diamonds o el stacked-wild Wolf Run, por nombrar solo algunos. El menú en la parte superior de la página también es un buen lugar para buscar más tragamonedas gratuitas, por supuesto,
)

Importante: A los residentes estadounidenses solo se les permite jugar por dinero real en casinos que están autorizados y regulados por el Estado en el que residen.